Archive for the ‘Día a día’ Category

Monumento a la corrupción

Estatua en honor a un ciudadano ejemplar.

La promotora del aeropuerto de Castellón, la empresa pública Aerocas, presidida por el propio ciudadano ejemplar, ha encargado una estatua de 24 metros de altura y 18 de diámetro en su honor.

Como si el propio aeropuerto, creado por pura especulación urbanística y para engrosar las carteras de los cuatro amigotes de siempre no fuera bastante, ahora NOS sacan 300000 euros para regocijarse en su megalomanía.

¿Por qué sigue esa gente ahí?

¿Es que la gente está tan aborregada y ciega que no ve lo que están haciendo?

Voy a potar.

Desangre en Dubai

Hay que tener cuidado a la hora de escoger los destinos para nuestras vacaciones.
.
Publicado el 2 de junio de 2010 en www.lasprovincias.es
.
Ana G. B. y su marido Javier S.G. no olvidarán fácilmente lo que debería haber sido un crucero de placer por los Emiratos Árabes y que se convirtió en una pesadilla para ambos dentro de la sala de un hospital de Dubai. Los dos setabenses contrataron con Costa Cruceros un viaje a bordo del barco Costa Luminosa, en el cual embarcaron en Dubai después de viajar a Zurich vía Madrid, para recorrer ciudades como Abu Dhabi, Al Fujayrah o la propia Dubai en una apretada agenda de ocho días de duración.
.
Pero cuando llevaban dos días de viaje en el barco, Ana, de 36 años, comenzó a sangrar vaginalmente de una forma anormal, por lo que solicitó la atención del médico de la embarcación, quien únicamente pudo intentar compensar la hemorragia mediante la colocación de un gotero, ordenar un reposo absoluto y dar aviso a una ambulancia para que esperase a la paciente a la llegada al puerto de Dubai, al que llegaron dos días después.
.
Ana fue trasladada al centro sanitario Nmc Spciality Hospital L. L.C. acompañada de su marido y una guía del barco, y tras una primera inspección por parte de personal sanitario femenino, se le diagnosticó un posible aborto como causa de las hemorragias, algo que la propia paciente desmintió, ya que apenas diez días antes había sido visitada por su ginecólogo y su periodo menstrual había sido normal.
No obstante, el personal médico siguió en su diagnóstico, por lo que procedieron a solicitar el Libro de Familia de la pareja para comprobar la relación entre ambos, ya que en los Emiratos Árabes las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales y pueden conllevar pena de prisión. De hecho, en enero, una ciudadana británica fue a denunciar una violación y acabó detenida por tener sexo extramatrimonial en Dubai.
.
El matrimonio de Xàtiva, que tiene una hija de ocho años, no llevaba encima el documento, por lo que Javier fue retenido de inmediato en el hospital por dos policías armados, exigiéndole que tenía como plazo máximo una hora para presentar el libro o en caso contrario sería encarcelado. Además, a su mujer no se la iba a atender mientras no se mostrase la acreditación de su matrimonio.
.
Ana recuerda el momento donde la impotencia se apoderó de ambos. «Yo me estaba desangrando y después supe que llegué a una gravedad extrema mientras mi marido intentaba tranquilizarme con los dos agentes al lado. Las mujeres sanitarias me miraban de forma despectiva. Me colocaron una vía y para ello me pincharon repetidas veces. O les enseñábamos el Libro de Familia o me moría desangrada en Dubai».
«Javier llamó a una empleada de la empresa para que fuese a nuestra casa y buscase el documento, y al final lo pudo mandar por fax al hospital cuando a mi marido estaban a punto de llevárselo. Sólo entonces procedieron a atenderme, y necesité tres bolsas de sangre para una transfusión antes de que me hiciesen un legrado. Estuve tres días ingresada», recuerda Ana.
.
Pero la historia no acabó ahí, ya que el día que tenían que salir del centro para volver a España se les exigió el pago de 3.400 euros pese a tener un seguro contratado. Lograron el dinero y escaparon del hospital cuando apenas quedaba una hora para la salida del avión.
.
Ana aún siente las lágrimas en los ojos cuando lo narra. «No quiero que a nadie le pase esto. Ellos quieren que se respeten sus derechos y su cultura pero la nuestra la pisotean. Ha sido una pesadilla y creía que nunca más volvería a ver ni a mi hija ni a mi marido».

Chantaje en Vigo

Otro artículo publicado por Arturo Pérez-Reverte en el diario digital XLSemanal (diciembre de 2009)

Vigo. O sea, Galicia. España. Estado moderno –dicho sea lo de Estado con las cautelas oportunas–. Democracia constitucional con supuestos derechos y libertades de cada cual. En mi casa mando yo, resumiendo. Y mi amigo Manolo, que es un ingenuo y se lo cree, necesita cubrir un puesto de auditor. Es una oferta seria y bien remunerada. Así que publica un anuncio en la prensa local: «Se necesita auditor para empresa solvente». Y empieza el circo.

La cosa se encarna en inspectora de Trabajo y Asuntos Sociales, con todas sus letras. Hola, buenas, dice la pava. ¿Cómo es que solicitan ustedes un auditor, y no un auditor o una auditora? Mi amigo, que es hombre culto, conoce las normas de la Real Academia en particular y de la lengua española en general, y no trinca de la corrección política ni de la gilipollez pública, como otros, argumenta que auditor es masculino genérico, y que su uso con carácter neutro engloba el masculino y el femenino desde Cervantes a Vargas Llosa, más o menos. No añade, porque es chico educado y tampoco quiere broncas, que no es asunto suyo, ni de su empresa, que una pandilla de feminazis oportunistas, crecidas por el silencio de los borregos, la ignorancia nacional y la complicidad de una clase política prevaricadora y analfabeta, necesite justificar su negocio de subvenciones e influencias elevando la estupidez a la categoría de norma, y violentando a su conveniencia la lógica natural de un idioma que, aparte de ellas, hablan cuatrocientos millones de personas en todo el mundo. Olvidando, de paso, que la norma no se impone por decreto, sino que son el uso y la sabiduría de la propia lengua hablada y escrita los que crean esa norma; y que las academias, diccionarios, gramáticas y ortografías se limitan a registrar el hecho lingüístico, a fijarlo y a limpiarlo para su común conocimiento y mayor eficacia. Porque no es que, como afirman algunos tontos, las academias sean lentas y vayan detrás de la lengua de la calle. Es que su misión es precisamente ésa: ir detrás, recogiendo la ropa tirada por el suelo, haciendo inventario de ésta y ordenando los armarios.

Pero volvamos a Vigo. A los pocos días de la visita de la inspectora mentada, Manolo recibe un oficio, o diligencia, donde «se requiere a la empresa la subsanación de las ofertas vigentes y la realización de las futuras o bien en términos neutros, o bien referida simultáneamente a trabajadores de ambos sexos». Dicho en corto –aparte la ausencia de coma tras futuras y la falta de concordancia de referida–: o en el futuro pide auditor o auditora, con tres palabras en vez de una, en anuncios que se cobran precisamente por palabras, o deberá atenerse a las consecuencias. Y a mi amigo, claro, se lo llevan los diablos. «O es un chantaje feminista más –se lamenta–, o mi anuncio despista de verdad, y algunas mujeres ignorantes o estúpidas creen que no pueden optar a ese puesto de trabajo. Lo que sería aún más grave. Si lo que tanta idiotez de género ha conseguido es que, al final, una mujer crea que ofrecer un trabajo de auditor es sólo para hombres y no para ella, todo esto es una puñetera mierda.» Etcétera.

El caso es que, resuelto a defender su derecho de anunciarse en correcto castellano, Manolo se pone en contacto con los servicios jurídicos del Ministerio de Igualdad, donde una abogada razonable, competente y muy amable –lo hago constar para los efectos oportunos–, le dice que, con la ley de Igualdad en la mano, la inspectora de Vigo «puede haber creído detectar» discriminación en el anuncio, y que la empresa se expone a una sanción futura si no rectifica. «¿Entonces, la legalidad o ilegalidad de mi anuncio depende de la opinión particular de cualquier funcionario que lo lea, por encima de la Real Academia Española?», pregunta Manolo. «Más o menos», responde la abogada. «¿Y qué pasaría si yo recurriese legalmente, respaldado por informes periciales de lingüistas o académicos?», insiste mi amigo. «Pasaría –es la respuesta– que tal vez ganase usted. Pero eso dependería del juez.»

Es inútil añadir que, ante la perspectiva de un procedimiento judicial de incierto resultado, que iba a costarle más que las dos palabras suplementarias del anuncio, Manolo ha cedido al chantaje, y lo de auditor a secas se lo ha comido con patatas. «Auditor, auditora y auditoro con miembros y miembras», creo que pone ahora. Con mayúsculas. Tampoco está el patio para defensas numantinas. Esto es España, líder de Europa y pasmo de Occidente: el continuo disparate donde la razón vive indefensa y cualquier imbecilidad tiene su asiento. Como dice el pobre Manolo, «lo mismo voy a juicio, colega, me toca una juez feminista y encima me jode vivo». Intento consolarlo diciéndole que peor habría sido, en vez de auditor, necesitar otra cosa. Un albañil, por ejemplo. O albañila.

Sacándole jugo al medio ambiente

Antes de nada, decir que estoy a favor de cuidar el medio ambiente, lo considero algo necesario y que con un poco de esfuerzo se puede reducir la contaminación, el despilfarro de energía y mejorar la calidad de vida y de nuestro entorno.

Pero me pone muy de los nervios lo que hacen empresas y ayuntamientos poniendo como excusa el medio ambiente.

En cuanto a la basura se refiere, veamos que es lo que se nos pide:

En primer lugar debemos cambiar la tradicional bolsa de basura bajo el fregadero, por cuatro.

En mi casa hay poco espacio, pero me las apaño para encontrar el hueco necesario, compro tres cubos más y sus bolsas de basura.

Cada bolsa de basura debe ir a su respectivo contenedor en la calle. A saber:

Contenedor amarillo: Envases de plástico (de detergentes, refrescos, film trasparente o las propias bolsas), metálicos (latas de cerveza, atún, bandejas y papel de aluminio, aerosoles, etc…) y briks (de leche, sopas, etc…) Todo que no este muy sucio, ojo.

Contenedor azul: Envases de cartón (comidas precongeladas, cereales, etc…) y papel (periódicos, hojas, revistas, etc…). Que no estén sucios, cuidado. A los sobres de correos, por ejemplo, hay que quitarles la ventanilla de plástico y tirarla al contenedor amarillo, no se olviden.

Contenedor verde claro: Vidrio de botellas, tarros, frascos, etc… Pero no cristales rotos de ventanas, vasos o espejos, estos deben ir a un “punto limpio”

Contenedor verde oscuro: Residuos orgánicos como restos de comida y otros que no se pueden reciclar (cuchillas afeitar, pañales, compresas, ceniza, preservativos…) Hay que tirar en este contenedor todo aquello en lo que dudemos de su clasificación.

Antes de tirar envases a los contenedores amarillo y verde, se aconseja pasarlos por agua para quitar el máximo residuo orgánico posible.

Como el mencionado “punto limpio” tenemos, por ejemplo, el Ecoparque, donde iremos a deshacernos de residuos peligrosos como los informáticos, pilas, baterías, electrodomésticos, aceites, etc…

Una vez aprendidas estas directivas, invierto mi tiempo y esfuerzo para ponerlas en práctica, paseándome con las cuatro bolsas por la calle de contenedor en contenedor. Es engorroso, si, y cuando toca acercar el coche para cargarlo con residuos peligrosos y llevarlos al Ecoparque, mas todavía. Pero todo sea por el bien del planeta. No me importa.

Bien pero, ¿que recibo a cambio de mi tiempo y esfuerzo?

Lo primero que llama la atención es que antes, mi calle, en unos ochenta metros tenía dos contenedores verde oscuro en cada extremo que vaciaba un camión de la basura al día. Ahora están los mismos contenedores verde oscuro mas otro, mas uno azul, uno amarillo y tres subterráneos para vidrio y envases. En total, diez contenedores en ochenta metros que vacían cuatro camiones de la basura o mas al día.

El aumento de contenedores es un problema estético y oloroso, quitan valiosísimas plazas de aparcamiento (ese es otro gran problema en muchas zonas de la ciudad), y no se sabe como siempre acaban rodeados de basura por los suelos. Pero el verdadero problema son los camiones.

¿Como son los camiones de la basura? Sobretodo RUIDOSOS. MUY RUIDOSOS. Arcaicos motores diésel que escupen humo negro y rugen estrepitosamente sin parar mientras durante cinco minutos de reloj, dos veces, son revolucionados a tope para accionar las prensas de basura y/o grúas a la vez que descargan un contenedor. Les aseguro que se hace ETERNO. Esa contaminación atmosférica y acústica cuatro veces al día o más no me parece muy ecológica que digamos.

Además, los horarios que el ayuntamiento anuncia, de 24h a 06:30h para no molestar a los vecinos, no se cumplen. El primer camión suele pasar a las ocho de la mañana, justo en hora punta, y las colas en días laborables son inevitables. Si es festivo, ya se puede uno olvidar de evitar el madrugón. Los siguientes suelen pasar por la tarde, a las tres y/o siete, otra vez en hora punta cuando la gente vuelve del trabajo. Otro a las doce en punto, cuando uno está pillando el sueñecito, y si consigues dormirte te despertará el próximo a las dos de la mañana. ¡Viva el reciclaje!

El Ecoparque tiene miga. Si vas con el coche de la empresa, te dicen que solo es para particulares, con tu coche que no puedes llevar mas de veinte kilos por vez, y si vienes del pueblo, que solo es para la gente de la ciudad. ¡Olé sus huevos!

Para colmo, por temas de trabajo estuve en la planta de reciclado donde va a parar toda la basura y pregunté sobre el tema. Resulta que si les llega la basura separada, ahorran trabajo, pero que de todas formas allí lo separan todo, les llegue como les llegue, como cuando solo habían contenedores verde oscuro. ¡Trabajo para ellos gratis! Bueno, gratis no, porque después de tanta parafernalia han VUELTO a subir los impuestos de recogida de residuos urbanos.

Y para terminar de tocar la moral, el periódico local publica un artículo quejándose de que los ciudadanos separamos mal la basura, y que con ello le damos mas trabajo a la planta de reciclado que si no la separáramos. ¡Que me estás diciendo! Con lo quisquillosos que se han puesto es normal que la gente se haga la picha un lío a la hora de tirar la basura, y claro, la planta de reciclado como no le quitamos trabajo ha exigido mas dinerito ¿no? Igual por eso nos han vuelto a subir los impuestos… Así está Castellón hoy en día. Mi calidad de vida y la de mi entorno ha disminuido con el supuesto reciclaje.

Otros a los que se les ve el plumero son los hipermercados que han retirado las tradicionales bolsas de plástico en una acción para mejorar del medio ambiente. Dicen que el plástico es peligroso y que con esa acción contribuyen a la ecología. Vamos a ver: ¿Saben ustedes la cantidad de cosas de plástico que hay en un hipermercado? Envases, envoltorios, cajas, perchas, otras bolsas… ¡Y en todas partes! ¿No será que esos hipermercados se ahorran una pasta gansa librándose de las dichosas bolsitas? ¿Eh?

¿Por qué en lugar de retirar las bolsas de plástico no las rediseñan para que se puedan reutilizar, por ejemplo, como bolsas de basura? Porque entre los agujeros que se les formaban, lo feas y endebles que eran y el hecho de no caber en el cubo de la basura, no tenían mucha mas utilidad que para llevarse la compra. Pero claro, eso si que les costaba su dinerito, ¿a que si? Además dejarían de vender bolsas de basura. Las nuevas biodegradables hechas de fécula de patata, que prácticamente se te descomponen en las manos, las cobran. ¡Pillines!

Basura a parte, otro foco de contaminación importante es el transporte. Los autobuses urbanos equipan de nuevo motores diésel nada ecológicos. El ruido es ensordecedor y las bocanadas de apestoso humo negro hablan por si solas de las emisiones. Por eso han puesto un nuevo autobús “verde” con motor eléctrico.

Este autobús (se le llama tranvía, pero va sobre neumáticos) anunciado a bombo y platillo como una revolución ecológica, también tiene un motor diésel que utiliza cuando falla (a menudo) el eléctrico, y para dar la vuelta al final del trayecto. Además, su polémico recorrido pasa por el centro del parque que es el pulmón de la ciudad con el deterioro que supone para este. ¿No sería mejor plantearse ir cambiando la flota de autobuses urbanos, en lugar de añadir uno ecológico para unas pocas personas?

Pero el problema mas grave no esta ahí. ¿Que pasa con las DECENAS DE MILES de personas que se desplazan a Alcora y Onda para trabajar todos los días? La mayoría utilizan un vehículo por persona, y es que no hay NI UNA línea de transporte público que ayude a descongestionar la barbaridad de tráfico que se genera hacia y desde los polígonos industriales de estas ciudades a diario. Un solo autobús parte de Castellón a las 08:30 y tarda una hora en llegar, luego hay que caminar doscientos metros por una carretera sin vía peatonal para llegar a las oficinas. Para volver, habría que recorrer esos doscientos metros, esperar una hora al autobús y aguantar otra hora de viaje. Eso en nuestro caso, hay varias decenas de miles como nosotros desde hace décadas. No es viable ni por horario, ni por capacidad. ¡Pero las millonadas invertidas en el autobusito eléctrico han dado mucho prestigio, oiga!

Me parece bien esforzarse por cuidar el medio ambiente, pero no me parece bien que me tomen el pelo.

Cuando haya camiones modernos menos ruidosos, mas ecológicos, o capaces de recoger varios tipos de basura a la vez y con un horario coherente. Cuando la gestión de los residuos separados por los ciudadanos sea real y efectiva. Cuando se facilite el desechar residuos “peligrosos” en lugar de tener que desplazarse varios kilómetros en horas de oficina. Cuando gracias a la labor desinteresada de los ciudadanos, clasificando y separando basura, bajen los impuestos en lugar de subir. Cuando se apueste por un transporte público donde realmente haga falta. Cuando prime el medio ambiente y no los intereses económico-políticos, entonces empezaré a creer lo que me dicen y a pensar que vale la pena mi esfuerzo. Mientras tanto, me siento timado.

El medio ambiente no debería ser solo una herramienta mas de propaganda electoral, ni una excusa para justificar nada o hacerse publicidad. Es algo mucho mas serio con lo que no se debería jugar.

Saludos.

P.D.: El ayuntamiento de Castellón ha anunciado que a partir de febrero los camiones de la basura van a funcionar con gas, para reducir las emisiones de CO2, y que van a estar todos insonorizados. Si también modifican el horario, sería un paso adelante (ya les contaré), pero queda MUCHO por hacer, y sobretodo con el problema de los desplazamientos de los trabajadores del cual siguen sin decir nada.

P.D.II: Leyendo a lo que me toca los cojones me he enterado del tangazo de 214000 € de los arbolitos ecológicos de Barcelona. Otros que tal.

UPDATE: Así se hace en Castellón para “promover la conservación y cultura de la naturaleza, el equilibrio y gestión medioambiental” Vergüenza tendría que darles en lo que se gastan nuestro dinero.

Corrupción

Caso Fabra (Naranjax)
Caso Camps (Gürtel)
Innumerables alcaldes corruptos.
Rumasa, Filesa, Osakidetza, Guerra, Urbanor, Sarasola, Expo 92, Roldán, Palomino, Ibercorp, Gescartera, Afinsa, KIO y un largo etcétera.

Prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación, falsedad cometida por funcionario público, etc. Por la izquierda, por la derecha, desde arriba y desde abajo. Es coger el periódico, y me entran ganas de potar. Cuando se mete la iglesia de por medio, o echamos un ojo fuera y nos topamos con maestros como Berlusconi, ya espara desesperarse.

corrupcion-forges

¿Es que nadie se da cuenta de que esa gente se está enriqueciendo a costa de todos nosotros? ¿Nadie ve que son LADRONES que se meten NUESTRO dinero directamente en su bolsillo? ¿Nadie ve de que honrados y ejemplares no tienen nada? ¿Nadie piensa en como mejoraría la calidad de vida de todos, si las barbaridades de dinero que desvían en beneficio propio fueran a parar donde realmente tienen que ir a parar?

Cuando se facturan miles de euros por cambiar una baldosa, cuando se expropia el terreno de un club o sociedad para construir un bloque de apartamentos a primera línea de playa incumpliendo las ordenanzas, cuando se remodelan todas las calles de un barrio eliminando las plazas de aparcamiento justo antes de la inauguración de un parking, cuando una empresa pasa una factura de miles de euros a una administración, y esta pasa al gobierno central una de decenas de miles de euros, cuando a un alcalde le salen los coches de lujo y villas de debajo de las piedras y los concursos de obras públicas siempre los gana la misma empresa, cuando se aprueba un presupuesto desorbitado para una obra y la obra en sí termina siendo una chapuza ¿por qué nadie hace nada? ¿Por qué no se suelen denunciar estos casos?

Corrupción

Las excusas que da la gente para tragarse semejante pastel de mierda, como que eso lo hacen todos, mejor alguien de aquí que otro, eso ya se sabe, es normal, tu también lo harías, la tentación es demasiado grande, etc. Me parecen de lo mas absurdo, idiota e irresponsable. ¡Pero hasta se manifiestan cuando pillan a un corrupto!

Se supone que esa gente nos representa, a todos nosotros, hablan y hacen en nuestro nombre, meten y sacan nuestro dinero donde nos conviene.

Entonces ¿por qué se permiten cosas como que un concejal de urbanismo sea propietario, presidente o abogado de una constructora?

No se debería permitir acceder a un cargo público a nadie que tuviese antecedentes, o estuviese imputado por algún delito, o tuviese cerca una empresa que pudiera beneficiarse de el, y se les debería hacer un seguimiento de sus actividades con tolerancia cero.

Meandonos

Parece ser que meterse a político es la forma mas sencilla de enriquecerse, y no es esa la idea que yo tenía de la política.

La situación ha llegado a un punto intolerable. Los que controlan nuestra economía, nuestras leyes, decretos y ordenanzas y nuestra calidad de vida, están podridos.

Se me revuelven las tripas al ver que a la gente le ponen los juegos, como a los romanos, y aquí no pasa nada. Borregos.

¡Abran los ojos!

La mujer perfecta

Nos bombardean constantemente con la imagen que una mujer se supone debe tener. En televisión, en el cine, en la prensa, en los carteles publicitarios y en las paradas de autobús podemos ver a esas hembras de cuerpos torneados, envidiables y apetecibles.

sk

Pero no se dejen engañar. Si se sabe mirar bien, se ve como es realmente la mujer que nos muestran.

Esa mujer perfecta tiene una menstruación permanente. Es que no para, oigan. Y encima parece disfrutar de ello. También sufre constantes pérdidas de orina, estreñimiento, hemorroides y también diarrea. Quizás sea por su anorexia y/o bulimia y otros trastornos alimenticios que padece. Tiene herpes en los labios y hongos en los pies, y también callos. Se le hincha la tripa y se tira pedos. Sus axilas apestan. Su tez aparentemente suave y tersa solo lo es por encima de una interminable capa de productos cosméticos, y bajo estos, las líneas de edad, las arrugas, las bolsas de los ojos y las patas de gallo campan a sus anchas. Su pelo es áspero y quebradizo, y tiene las puntas abiertas. Sus uñas y pestañas son falsas, y el vello de piernas y sobacos precisa de una continua erradicación. Es una rata tacaña y compradora compulsiva.

Collage

¿La mujer perfecta?

Toda para ustedes, de verdad.

Permitidme tutearos, imbéciles

Publicado por Arturo Pérez-Reverte el 23/12/2007 en la revista digital XLSemanal.

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

Burocracia II

Ya les hablé hace un tiempo de la burocracia cuando lidié con la administración para renovar el DNI.

Esta vez tocaba pasar la Inspección Técnica de Vehículos, y aprovechar para rematricular el coche que compré de segunda mano. Todavía recordaba la última ocasión en que me enfrenté a la Dirección General de Tráfico, y no fue una experiencia agradable, pero confiaba en que esta vez no tenía por qué ser igual.

Craso error.

estacion-itv

Lo primero es llamar para pedir cita, y rezar para que esta no sea pasados un par de meses. Afortunadamente encontré una estación de ITV en una población cercana donde esto no es un problema, aunque ya me suponía desplazarme unos diez kilómetros. Todo sea por la presteza.

Una vez allí, en primer lugar hay que pasar por caja y pagar los 50.04 euros que cuesta la revisión, en mi caso anual ¡menos mal que estamos en crisis! Un robo en toda regla por algo que es obligatorio. Al menos, con la privatización de las ITV, se puede pagar con tarjeta, y menos mal, porque no hay un cajero en kilómetros a la redonda.

Tras indicar que quiero rematricular el vehículo, me dan el papeleo pertinente y paso a poner el coche en la cola de la línea de inspección. Mientras espero voy revisando la documentación y me doy cuenta de que han escrito mal el número de bastidor, ¿saben la gracia si le paran las autoridades y el número de bastidor de la documentación no coincide con el del vehículo? ¿O si tienen un accidente y el seguro se da cuenta de ese detalle? Salgo corriendo hacia las oficinas esperando que la cola no avance muy deprisa, y les expongo el caso. Corrigen el error, vuelven a imprimir todo el papeleo y vuelvo a correr hacia el coche.

NBastidor

Entro en la línea. Todo normal. Que si ponga las cortas, las largas, tóquese el pito, frene, etc… cuando ya terminando, me da la impresión de que el técnico pasa demasiado tiempo mirando bajo el capó. ¿Ocurre algo? le pregunto, y me responde que si, que en un papel… ¿adivinan? El número de bastidor no coincide. Ala, a volver a hacer todo el papeleo.

Por fin paso la ITV, pero se quedan la tarjeta del vehículo porque tienen que hacer otra para la nueva matrícula. ¿No pueden hacerlo en el momento? Se ve que no, que tengo que recogerla pasados tres o cuatro días y mientras tanto puedo circular diez días con la hoja de la ITV.

Por si a caso, pasados dos días llamo y me confirman que lo tienen todo listo. Me acerco y recojo todo el papeleo. Me indican que, con el, debo pasarme por tráfico para que troquelen la nueva matrícula en la tarjeta y, por supuesto, mas papeleo.

Pido permiso en el trabajo para pasar unas horas de la mañana en la DGT y gracias a Dios no tenemos ninguna urgencia. Me acerco. Lo primero es sacar número para la ventanilla de vehículos, son las nueve y media y me toca el V501. Van por el V480, tiempo de sobra para pasar por información a por los formularios, tras la cola, claro. Una vez rellenados, toca pasar por caja y pagar 90 euros ¡como se nota que estamos en crisis! ¡Arriba las manos, esto es la DGT! Y cuidado, dinerito contante y sonante, nada de tarjeta que esto es una administración del ministerio del interior.

NoPodemosConducirPorTi

Iluso de mí, piernas, ¡para qué os quiero! Que haya un cajero cerca. Y no lo hay, al menos cerca, pero veinte personas dan para mucho ¿o no? Pues sí, que esto es el gobierno y las cosas de palacio… Llego a tiempo, V490 y poca gente en la cola de caja (y van dos) Pago y me pongo a la cola de vehículos (y tres) Me toca y doy todos los papeles ¿Todos? ¡¡NO!! Me dicen que falta la tarjeta de ITV vieja. Les explico que se la quedaron en la ITV, que es una rematriculación, que me han hecho una nueva y que es la que les traigo. Pues no, que necesitan la vieja, que vaya a por ella.

Yo no pensaba moverme de ahí y tener que volver a pasar por otra cola inútilmente, así que llamo a la ITV desde la ventanilla de la DGT, y me dicen que tienen razón, que se les olvidó darme la anterior tarjeta de ITV, que pase a por ella. La funcionaria ve mi cara de hastío y me dice que vaya, que al volver me atenderá sin hacer cola. Algo es algo.

Subo al coche y salgo pitando, pero con cuidado, no vaya a ser que tenga que vérmelas con la DGT por mas razones. Recojo el cartoncito con cara de pocos amigos y salgo pitando de nuevo. Cuando llego, la funcionaria que me atendió ya no está, pero me salto la cola y le explico el caso al sustituto, que me atiende a regañadientes.

dgt

¡Por fin! Pues no. Ahora toca hacerse las nuevas placas, pero los comercios normales abren por la tarde y no tienes que pedir cita, además, hay mas de uno donde puedes hacerlas. Que diferencia con la administración ¿no? Luego toca ponerlas, pero con un poco de maña creo que podré hacerlo yo mismo. También hay que avisar al seguro, al que me alquila la plaza de garaje, y no se si me cambiará el recibo de la contribución y tendré que volver a domiciliarlo. ¡Uf!

Se habrán dado cuenta de que para cualquier cosa legal, hay que seguir un tedioso camino burocrático. Tenemos dos obligaciones principales para con la sociedad actual, que son el trabajo y respetar la ley. Entonces ¿por qué para cumplir con una tenemos que dejar de cumplir la otra?

¿Por qué cuando debemos renovar el DNI, hacer la declaración de la renta, ir al ayuntamiento, al catastro, a tráfico o al juzgado debemos de hacerlo en horas de trabajo?

Si se me funde una bombilla, puedo ir a por una un sábado a las nueve de la noche, pero si necesito hacerme el pasaporte puedo ponerme de los nervios.

Los organismos oficiales deberían estar abiertos hasta las ocho de la tarde. O hasta las nueve.

Además, cuando estaba en tráfico las colas se extendían hasta el exterior del edificio, pero solo había un funcionario en cada puesto. ¡Si hasta un supermercado cutre tiene mas de una caja!

Encima a estos no puedo enseñarles el dedo, porque como se pongan farrucos me pueden hacer la vida imposible.

Al menos, las placas han quedado curiosas, ¿no creen?

Peque

Antipiratería puñetera

CD’s de música, de software, DVD’s de películas, archivos digitales de audio, programas, libros, y un largo etcétera. Todos son susceptibles de ser pirateados.

Se han inventado un sinfín de sistemas para evitar las copias ilegales, los usos sin licencia y el ánimo de lucro fraudulento. De acuerdo. Pero en algunos casos, el cómo y a quien afectan estos sistemas no está del todo claro.

Me refiero a los sistemas antipiratería que perjudican mas al usuario legal, que al pirata. Y en este caso, nadie como Mocosoft.

El caso mas conocido, ya que el Vistazo no ha tenido muchos seguidores, es el de su sistema operativo Ventanucos HP, que si uno es honrado pagará de su bolsillo gustosamente para usarlo en casa y, que si tiene mas de un ordenador, volverá a pagar no tan gustosamente.

El tema de lo que cuesta es otra historia, pero basta con decir que la diferencia para el usuario final es abismal si este viene instalado en un ordenador nuevo, o si lo compra “suelto” para instalarlo en el ordenador que ya tiene.

Tras instalarlo, toca activarlo, y desde su primera puesta en marcha se dispone de 30 días para hacerlo. Si no lo hacemos se bloqueará y no podremos utilizarlo hasta activarlo.

Para ello se debe tener el ordenador conectado a Internet, y con unos clics de ratón estará hecho. Si no disponemos de Internet, o en el caso de tener una conexión que precisa ser iniciada manualmente, como en algunos modems USB, y tener el ordenador bloqueado por haber pasado los 30 días, deberemos realizar la activación por teléfono.

Para ello Mocosoft nos proporciona dos teléfonos a elegir, uno gratuito y uno de pago (mu salaos, ellos) donde una locución automática nos indicará que pulsemos en el teléfono el churro de números que vemos en pantalla. Ojíto con equivocarse, paciencia.
Luego, la locución nos dirá, si todo ha ido bien, que nuestra marcación ha sido aceptada y tras ello deberemos rellenar el churro de huecos que vemos en pantalla con los números que nos dicte. Mas vale tener silencio o anotarlos para escribirlos después. Ojíto de nuevo con equivocarse y paciencia.

numerajos

Ni que decir que el sistema es engorroso, lento, y enervante, pero si todo ha ido bien habremos activado Ventanucos HP y podremos disfrutar de nuestro ordenador. ¿Podremos? Depende.

Hasta aquí se podría pensar que, bueno, es un sistema engorroso, pero que funciona y Mocosoft tiene derecho a protegerse contra la piratería.

Sin entrar en detalles técnicos, básicamente lo que hace la activación es generar un número sacado de varios componentes de nuestro ordenador, como el procesador, la tarjeta gráfica, memorias, disco duro, etc… Cada componente tiene un número de identificación único, es decir, no hay dos procesadores con el mismo número, así que el número de activación también es único, y es representativo de nuestro ordenador y no de otro.
A este número se le añade el de la licencia de nuestro Ventanucos HP, que también es único, y se envía a Mocosoft, bien por Internet, bien por teléfono, y este los asocia, se los guarda, y nos da el visto bueno para usar su sistema operativo, pues no consta, al menos todavía, que esa licencia esté instalada en otro ordenador.

Pero ¿que ocurre si tenemos una avería o queremos actualizar algún componente de nuestro ordenador y necesitamos cambiarlo?

Pues muchas veces ocurre que, por mucho que Mocosoft diga lo contrario, nuestro sistema operativo se desactiva y se bloquea, y tenemos que volver a activarlo si queremos acceder a nuestro equipo.

A mí ha llegado a ocurrirme por cambiar una tarjeta de red averiada, o incluso por la sencilla acción de conectar un disco duro externo USB. Ver para creer.

¿Que ocurre si tenemos que reinstalarlo porque nos ha entrado un virus o porque con el tiempo ha ido funcionando cada vez peor? O por cualquier otra razón.

Pues mas de lo mismo.

bloqueado

Puede que la activación por Internet nos funcione y lo solucionemos en un momentito, pero mas habitual es que nos diga que ese número de licencia ha sido activado demasiadas veces, y tendremos que volver al engorroso sistema telefónico que, tras varias preguntas y muchos tecleos, nos validará (o no) nuestra licencia.

La cosa empieza ya a tocar soberanamente las pelotas cuando intentamos llamar al teléfono gratuito y oímos una locución avisándonos de que el número marcado no existe ¡¡¿¿??!! Y hay que llamar al de pago. ¡Que salaos!

También cuando Mocosoft sospecha, gracias a su maravillosa “herramienta de validación del Programa de Ventajas de Ventanucos Original” (pues menudas ventajas, oiga) que nuestro Ventanucos pagado y legal, no lo es, y nos cambia el fondo de pantalla por uno negro, nos pone un cartelito avisándonos de que “podría ser víctima de una falsificación de software” y una estrellita en la barra de tareas que nos lo recordará con otro cartelito de vez en cuando.

escrotorio

estrellita

Todo ello amenizado con unos momentos de espera antes de poder acceder a nuestro ordenador, mientras se nos muestra otro mensaje.

victima

Mucho cuidado con el “aviso de la estrellita”, pues la solución que nos brinda para quitarlo es pagar una pasta gansa para comprar un Ventanucos original, y podemos hacerlo directamente desde la web que se abre pinchando en el. Si algún insensato lo vuelve a comprar, tras varias semanas de espera recibirá un CD con un Ventanucos original a casa, y se pondrá como una fiera al comprobar que no puede “legalizar” el Ventanucos que tiene instalado, si no que tiene que volverlo a instalar con el CD que le ha llegado.

soluciones

No tan clara y directamente, Mocosoft da otra solución para quitar la dichosa estrellita, pero conlleva editar el registro de Ventanucos, algo mas técnico y fuera del alcance de muchos usuarios, para que nos vuelva a pedir la activación y así poder llamar por teléfono, volver a pulsar un churro de números, volver a escribir otro churro, responder unas preguntas trampa antipiratas y poder volver a ser legales. Incluso puede que tengamos que “cambiar la clave del producto”, para rizar mas el rizo.

Imagínense una tienda que vende 10, 20, 50 o 100 ordenadores con Ventanucos HP, y a los pocos días empieza a recibir llamadas de sus clientes quejándose de que sus ordenadores les dicen que podrían ser víctimas de una falsificación de software. ¿Entienden el follón que puede armarse?
Si los clientes son comprensivos, aceptarán que un técnico les visite para quitar el mensaje, y este tendrá que explicarles que no son víctimas mas que de la incompetencia de Mocosoft y que pueden estar tranquilos, que lo tienen todo en regla. Por supuesto, sin cobrarles nada.

Todo esto para que un usuario “malintencionado” se descargue gratuitamente un Ventanucos HP pirata de Internet y lo instale sin mas problema. ¡Ole sus huevos!. Sufre mas el usuario legal que el pirata.

No solo Mocosoft tiene sistemas antipiratería tan malos. No sé si siguen existiendo los CD’s de música que no funcionaban en los ordenadores. Estos CD’s, una vez abiertos y no antes, dejaban ver un aviso que advertía de que si eran insertados en un lector de CD-ROM de un ordenador provocarían un malfuncionamiento del mismo, llegando a bloquearlo, como sistema para evitar copias ilegales. ¿Y si mi sistema de audio doméstico es mi propio ordenador?

Volvemos a pagar justos por pecadores, y es que la piratería se debería atacar desde lo alto, y dejar al pobre ciudadanito tranquilo, que ya ha tenido bastante con rascarse el bolsillo.

Esta imagen me va a resultar muy útil, y en este caso concreto, se la dedico a Mocosoft con todo el cariño.

dedo

Idiocracia

El médico ingles Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:

1). ‘Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos’.

2). ‘Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible.’

3). ‘Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos’

4). ‘Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura’

Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación, que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas.

Entonces reveló el origen de las frases mencionadas:

– La primera es de Sócrates (470-399 a.C .)
– La segunda es de Hesíodo (720 a.C.)
– La tercera es de un sacerdote del año 2.000 A.C.
– La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (Actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia.

Tras encontrarme con estas palabras por la red (aquí) No se que pensar…

¿Que opinan ustedes?

¿Quieren decir que no terminaremos como predecía Idiocracia?

idiocracia