Archive for 25 octubre 2009|Monthly archive page

Corrupción

Caso Fabra (Naranjax)
Caso Camps (Gürtel)
Innumerables alcaldes corruptos.
Rumasa, Filesa, Osakidetza, Guerra, Urbanor, Sarasola, Expo 92, Roldán, Palomino, Ibercorp, Gescartera, Afinsa, KIO y un largo etcétera.

Prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación, falsedad cometida por funcionario público, etc. Por la izquierda, por la derecha, desde arriba y desde abajo. Es coger el periódico, y me entran ganas de potar. Cuando se mete la iglesia de por medio, o echamos un ojo fuera y nos topamos con maestros como Berlusconi, ya espara desesperarse.

corrupcion-forges

¿Es que nadie se da cuenta de que esa gente se está enriqueciendo a costa de todos nosotros? ¿Nadie ve que son LADRONES que se meten NUESTRO dinero directamente en su bolsillo? ¿Nadie ve de que honrados y ejemplares no tienen nada? ¿Nadie piensa en como mejoraría la calidad de vida de todos, si las barbaridades de dinero que desvían en beneficio propio fueran a parar donde realmente tienen que ir a parar?

Cuando se facturan miles de euros por cambiar una baldosa, cuando se expropia el terreno de un club o sociedad para construir un bloque de apartamentos a primera línea de playa incumpliendo las ordenanzas, cuando se remodelan todas las calles de un barrio eliminando las plazas de aparcamiento justo antes de la inauguración de un parking, cuando una empresa pasa una factura de miles de euros a una administración, y esta pasa al gobierno central una de decenas de miles de euros, cuando a un alcalde le salen los coches de lujo y villas de debajo de las piedras y los concursos de obras públicas siempre los gana la misma empresa, cuando se aprueba un presupuesto desorbitado para una obra y la obra en sí termina siendo una chapuza ¿por qué nadie hace nada? ¿Por qué no se suelen denunciar estos casos?

Corrupción

Las excusas que da la gente para tragarse semejante pastel de mierda, como que eso lo hacen todos, mejor alguien de aquí que otro, eso ya se sabe, es normal, tu también lo harías, la tentación es demasiado grande, etc. Me parecen de lo mas absurdo, idiota e irresponsable. ¡Pero hasta se manifiestan cuando pillan a un corrupto!

Se supone que esa gente nos representa, a todos nosotros, hablan y hacen en nuestro nombre, meten y sacan nuestro dinero donde nos conviene.

Entonces ¿por qué se permiten cosas como que un concejal de urbanismo sea propietario, presidente o abogado de una constructora?

No se debería permitir acceder a un cargo público a nadie que tuviese antecedentes, o estuviese imputado por algún delito, o tuviese cerca una empresa que pudiera beneficiarse de el, y se les debería hacer un seguimiento de sus actividades con tolerancia cero.

Meandonos

Parece ser que meterse a político es la forma mas sencilla de enriquecerse, y no es esa la idea que yo tenía de la política.

La situación ha llegado a un punto intolerable. Los que controlan nuestra economía, nuestras leyes, decretos y ordenanzas y nuestra calidad de vida, están podridos.

Se me revuelven las tripas al ver que a la gente le ponen los juegos, como a los romanos, y aquí no pasa nada. Borregos.

¡Abran los ojos!

Bautismo aéreo

Siempre me ha atraído el mundo de la aviación. Sobretodo los aviones. Solo por la forma que han de tener para volar, ya me parecen máquinas preciosas. Helicópteros, autogiros, comerciales, cazas, etc… Desde una Cessna, pasando por un Sea King, a un B52. 

Todo contacto con este mundo ha sido mediante documentales, Internet, observar a los aficionados radiomodelistas y algún que otro pinito en simuladores por ordenador. 

Así que cuando me enteré de que tenía la oportunidad de realizar un bautismo aéreo, no me lo pensé dos veces. 

Sábado, 3 de octubre de 2009, 10:00 horas, aeródromo de Robledillo de Mohernando, Guadalajara

Me dirijo al hangar de la escuela de vuelo Mydair  con Benito, el director, y nos acercamos a un bonito Tecnam P-92.

TecnamP92

TecnamP92(2)

AvionicaTecnam

Observo mientras repasa la primera y minuciosa lista de comprobación del día. Ver como comprueba las superficies de control y otras partes de la estructura, como abre la tapa del impoluto motor y lo revisa, comprueba el aceite, pasa la mano por debajo de cada junta, de cada manguito y filtro para comprobar que no hay fugas de nada, como saca una muestra de combustible para comprobar su estado, etc… da mucha seguridad y constata que estoy ante todo un profesional.

MotorDelTecnam

Mientras tanto me cuenta que los coches también tienen un rinconcito en su corazón y me enseña el VW escarabajo que modificó él mismo, y los buggys que construyó. Pero volar es su verdadera pasión, no en vano ha construido varios aviones con sus propias manos, y como colofón, el impresionante RENEGADE que contemplé anonadado.

RENEGADE

RENEGADE2

RENEGADE3

RENEGADE4

.- ¿Ala alta, o ala baja?

.- Pues no se…

Tras una explicación, me decido por un ala baja. He de esperar a Jesús, el instructor de vuelo (su blog), que está en el aire y aterrizará en breves momentos.

Jesús llega en un precioso Eurostar EV-97 Me explica como subir y atarme el arnés. ¡Ya estoy dentro!

Subido

Subido3

Subido2

Lo primero, repasar la lista de comprobación: Magneto, combustible, controles, todo sujeto, etc… Luego, secuencia de arranque y rodaje a punto de espera. Otra lista de comprobación: Tensión eléctrica, bujías y otros. Jesús me explica pacientemente cada una de las cosas que hace. Permiso, rodaje a pista, gas a fondo y un momento y unas palabras que me quedaron grabadas a fuego: Ya estamos en el aire.

¡ESTOY VOLANDO!

Damos unas vueltas, se inclina un poco y cabecea para que pueda tomar unas fotos y me explica varias cosas sobre el avión y el vuelo. Todo es precioso desde ahí arriba. Estoy disfrutando de lo lindo, y entonces me cede los controles ¡¡!! No las tengo todas conmigo. Estoy demasiado excitado y tenso. Hago un par de virajes tímidos y vuelve a coger el control.

EnElAire

VistaPajaro2

VistaPajaro

Volando2

Volando

Entonces bajamos y realizamos una rasante a escasos palmos del suelo de punta a punta de pista. Palanca atrás y ¡arriba! Jojojojo, lo estoy gozando de verdad.

Rasante

Damos un par de vueltas mas y aterrizamos. Suave. Rodaje hasta los hangares y fin. Me bajo del avión mientras Jesús rellena el papeleo pertinente: Hora del vuelo, duración, piloto, acompañante, etc… todo en regla al momento.

Terminado

Ha sido mejor de lo que esperaba. Esto es volar. Nada que ver con estar sentado en un asiento de un Boeing 737-300. Esto tenía que repetirlo, y no esperé mucho. El domingo por la mañana, a eso de las 11:00 ya estaba de nuevo en la escuela de vuelo. Que ganas, que ganas!

Esta vez subí con Benito en el Tecnam P-92 de ala alta, mas dócil para principiantes. Aunque el bajó de los cielos montado en esto:

Autogiro

Me dejé la cámara de fotos para no perderme ni un segundo de la experiencia. Me enseña como subir y me ata el arnés. Lista de comprobación ok, rodaje a punto de espera, lista de comprobación ok, rodaje a pista, gas a fondo y ¡arriba!

Benito me explica detalles como la velocidad de despegue y ascenso para este avión, y al momento me deja los controles. Intento relajarme y los tomo. Vamos ascendiendo y nivelo a 4000 pies. Me explica como trimar el avión. “Vuelo recto y nivelado” recuerdo de los simuladores. Hago unos cuantos virajes a izquierda y derecha, manteniendo el morro, y me anima a compensar el giro con los pedales. Reviso el coordinador de giro, la velocidad del aire y la vertical para comprobar que lo estoy haciendo bien. Me obligo a quitar la vista de los controles y observar como pasa el precioso paisaje bajo nosotros. Esto es una gozada.

Nos acercamos a algo… ¡un halcón!

Volar al lado de un halcón y experimentar la térmica que él mismo utiliza para hacerlo, no tuvo precio para mí.

Aproximación y descenso. Benito acciona los flaps y corrijo el morro. Centro. Confundí los controles de centrado y los usé al revés, ooops. Ya decía yo que no se aliviaba la presión en la palanca. Acercándonos a pista suelto los controles y Benito aterriza. Suave. Uso los pedales para dar la vuelta y rodar hasta el hangar. Todavía no me lo creo.

Ha sido una experiencia inolvidable y se la recomiendo a todo aquel que sienta aunque solo sea un pelín de curiosidad por todo lo que es el mundo de la aviación.

A Jesús y Benito, mil gracias por vuestro tiempo.

En cuanto a mí, tarde o temprano, repetiré, seguro.

O más…