¡Secuestran El País!

Esta mañana ha sido imposible conseguir un ejemplar de “El Pais” en Castellón.

No es que tenga especial predilección por esta tirada, sino que me ha llamado la atención que los demás periódicos estuvieran ahí, y este no, además de los comentarios sobre un posible secuestro en relación al artículo en primera plana.

Tras recorrer varios quioscos sin éxito, me alargo hasta El Grao, donde la búsqueda ha sido también infructuosa. ¿Se habrán atrevido?

Una vez terminada la jornada laboral, compruebo que los ejemplares ya están en los quioscos, y que la portada es esta: Portada de El Pais 30 de octubre de 2008 (Edición digital)

Parece que a última hora no se han atrevido a hacer con un periódico de tirada nacional lo que en su día se hizo con la revista “El Jueves”

Extracto de “Aquí mando yo”, reportaje en El Pais.

Esa política de cercanía la entendió muy bien su sucesor. Ese “habla con Don Carlos” se ha convertido en una fórmula a partir de la cual ha ido consolidando su poder. Los pequeños favores han llegado a extremos muy personales, desde un puesto de trabajo (entre sus 35 asesores en la Diputación hay ex alcaldes, primos, hijos, hermanos de cargos de la provincia, sin considerar empleos en sociedades públicas, patronatos y concesiones) hasta una subvención, pasando por un trato exquisito en el Hospital Provincial, dependiente de la Diputación. “Mi madre se encontraba muy enferma y llamé a Don Carlos. Me dijo que no me preocupara y a los dos días estaba ingresada en una habitación para ella sola”, cuenta una ciudadana. “Ése es el tipo de favor menor que angustia mucho a la familia y produce una enorme gratitud”, explica un político de la oposición.
Carlos Fabra se convierte así en el Gran Conseguidor que todo lo puede: el pequeño favor para el modesto ciudadano y la recalificación multimillonaria para el empresario, el puesto de trabajo por un lado y un aeropuerto para Castellón por el otro. Todo el mundo da por sentado en la provincia que cualquier asociación ciudadana va a contar siempre con una pequeña subvención de la Diputación. Por modesta que sea: para impulsar la Denominación de Origen “Alcachofa de Benicarló”, para proyectos de la Asociación Rumana de Castellón, Valencia y Alicante, para el Conservatorio Profesional de Música del Alto Palancia, clubes de fútbol, tenistas, golfistas y pilotos de rallies, la concentración del club oficial de Harley Davidson o la Federación de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas. Todos pueden esperar algo de la generosidad del presidente. Carlos Fabra no sólo es el Gran Conseguidor; es también el Gran Benefactor.

Cuando a una persona se le adjudica PODER y lo utiliza para lucrarse a costa de los demás, me da igual que sea de izquierdas, de derechas o de cuarto y mitad. Me da ASCO.

El tufillo que se respira por estos lares tiene un nombre: MAFIA

5 comments so far

  1. jopo on

    ¿alguien me puede explicar porke la peña vota a alguien asi?

    no lo entiendo

  2. elmonstre on

    Por los favores.
    Lo que no se paran a pensar es en como van a devolverlos. Es como una mafia.

    Encima, cuando en un pleno sacan el tema, se le quita la voz al demandante alegando que “En los plenos solo se tratarán temas de interés municipal”

    ¿A caso no es de interés municipal que un buitre carroñero ocupe cualquier tipo de cargo?

  3. Lucía on

    Tú lo has dicho, mafia es la palabra que define todo esto, y poca vergüenza el secuestro o retirada de medios de comunicación en un país donde, al menos teóricamente, existe la libertad de expresión… así nos va. Luego cómo no va a haber crisis con chupasangres quedándose con todo y haciendo que se encarezcan los precios de todo para lucrarse…
    Y lo malo es que este tipo de cosas salen en las noticias un día sí y otro también… ¿querrán que nos acostumbremos para que nos parezca menos malo?
    Saludos

  4. Lupita on

    Monstre, que el comentario anterior es mío, me he confundido de identidad… sorry

  5. elmonstre on

    Tántos usuarios y contraseñas… normal confundirse de vez en cuando🙂

    El problema es que la gente no ve las consecuencias de aceptar a los ciudadanos ejemplares.
    Ven el Coliseo y disfrutan de los juegos. Un aeropuerto, campos de golf, centros de ocio, plazas de toros, tranvías, circuitos de fórmula 1…
    Pero no ven los tejemanejes que hay tras ello, que nos estafan a todos para lucrarse, ni se preguntan, por ejemplo, por qué nos han subido cinco impuestos municipales de golpe. Y no es por la supuesta crisis.

    Me resulta especialmente desagradable tratar estos temas pero, al parecerme mas grave de lo normal, decidí hacerlo.

    Pronto volveré con algo mas alegre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: